Fantasmas.

He convivido todos estos años con fantasmas.

Fantasma que he amado, pero que no puedo tocar.

Quizá algún día dejen de ser parte de mi imaginación y se conviertan en piezas palpables.

Ellos no me retan a intentar algo que no estoy dispuesta a intentar.

Viven en mi mente perfectos, intactos, impecables. Me mantienen alejada de mi realidad.

Me consumen, me alejan de las personas reales.

Tal vez eso quiero.

Quiero ser consumida.


— Bridget H. González.